La angustia inunda el seno de los Tigres de la UANL, después que el estado de salud de su referente André-Pierre Gignac lo tiene en duda para al duelo de vuelta de la final, al darse a conocer que sufre un traumatismo de cráneo grado uno y esguince cervical grado dos.

Corría la segunda parte del partido de ida del duelo por el título de Apertura 2016, cuando Bruno Valdez conectó al delantero francés por la espalda, mandándolo al césped.

Paul Delgadillo, silbante del partido, no marco la pena máxima y tardó en permitir el acceso de las asistencias.

El europeo fue retirado en el ‘carrito de las desgracias’ con un collarín, para después ser trasladado a un hospital cercano.

Tanto el médico como algunos elementos del equipo felino confirmaron la lesión de Gignac al término del cotejo.

Mientras tanto, el agresor, Bruno Valdez, dio su versión de lo sucedido y se disculpó por haber provocado la lesión a su compañero de profesión.

Para mí, fue un choque normal, sin mala leche”, dijo. “Lastimosamente él salió un poco golpeado, pero (lo hice) sin mala leche. Si está grave, le pido disculpas y ojalá que se pueda mejorar. No fue mala intención mía, sólo fue un choque que tuvimos. Por cómo salió, asusta un poquito, pero ojalá se pueda recuperar”, dijo el zaguero paraguayo.

Pin It on Pinterest

Share This