El mercado de las apuestas en el mundo del deporte es inabarcable. Los más clásicos se decantan por el 1-X-2, por la diferencia de goles que habrá tras el pitido inicial, o por el jugador que abrirá la lata. Pero hay otras apuestas que por raras, rocambolescas, o impensables pueden venir acompañadas de una importante suma de dinero.

Así, a pocas horas de la final de la Champions entre el Real Madrid y Juventus, las casas de apuestas ya se frotan las manos ante aquellos aficionados que emplearán un pequeño pellizco de sus nóminas para intentar ser un poco menos pobres.

El negocio de las apuestas nos fácil. Por eso, los que quieran llevarse una buena tajada con la final entre blancos y ‘bianconeri’ pueden hacerlo apostando a situaciones de lo más locas. Aquí es donde la casa irlandesa Paddy Power entra en juego.

¿Crees que a Cristiano Ronaldo se le volverá a posar una polilla en la cara como ocurrió en la final de la Eurocopa entre Francia y Portugal? Pues el premio es de 100 euros por cada euro apostado. ¿Se imaginan a Fabio Coentrao marcando un hat-trick en la final de la Champions? La hazaña asciende a 501 euros por cada euro apostado. Entre las apuestas más ‘light’ se encuentra la sanción a Cristiano por simular una falta (9 euros) o un tuit de Piqué con la foto de Sergio Ramos (25 euros).

Pin It on Pinterest

Share This