Los de Juan Carlos Osorio se enfrentarán a la Mannschaft el 29 de junio, una fecha que no le trae buenos recuerdos al Tri.

Si algo ha caracterizado a Juan Carlos Osorio a lo largo de su gestión al frente de la Selección mexicana, es precisamente su capacidad para terminar con rachas negativas. Ahora, el timonel colombiano tiene un nuevo reto en el banquillo del Tri: romper la maldición del 29 de junio ante Alemania.

Y es que los dos antecedentes ante la Mannschaft no sólo fueron adversos para el Tri, sino que también se jugaron el mismo día. El primero fue por los octavos de final del Mundial Francia 1998, cuando los alemanes se impusieron por 2-1; el segundo, en el partido por el tercer puesto de la Copa Confederaciones 2005, cuando el Tri cayó por 4-3 en prórroga.

Ahora, por casualidades del destino, México vuelve a cruzarse con Alemania un 29 de junio. Los de Osorio, que llegan invictos a las semifinales, tienen la oportunidad de poner fin a la racha negativa frente a los actuales campeones del mundo. ¿A la tercera va la vencida?

Pin It on Pinterest

Share This