Se jugarán aquí cuatro partidos del certamen internacional: Portugal-México, Alemania-Chile, México-Rusia y una de las semifinales.

A orillas del lago Kazanka aparece el estadio Kazán Arena, inaugurado el 17 de agosto de 2014, en un partido entre Rubin Kazán y Lokomotiv de Moscú, que finalizó 1 a 1. Un inmueble imponente, construido en un área de 70.300 metros cuadrados y una altura de casi 50 metros. Aquí, en esta Copa Confederaciones, se jugarán cuatro partidos: Portugal-México, Alemania-Chile, México-Rusia y una de las semifinales.

Entran 45.379 espectadores. Antes, el viejo Estadio Central de Kazán sólo podía albergar 25 mil personas.

El gobierno ruso invirtió cerca de 450 millones de dólares para la construcción que duró 36 meses. La firma estadounidense Populous se encargó del proyecto, como así también lo hizo con la modernización del estadio de Wembley.

El Kazán Arena será también sede del próximo Mundial, que se disputará también en Rusia: albergará cuatro encuentros correspondientes a la primera fase, un duelo de octavos de final y otro de cuartos de final.

Pin It on Pinterest

Share This