Cuauhtémoc Blanco, actual alcalde de Cuernavaca, considera que el juicio político contra él es una injusticia e inició una huelga de hambre en la catedral del estado.

En su protesta, Blanco aseguró que los intentos por quitarlo del cargo son una injusticia que lo único que dañan es a la gente pues no respetan su voto.

Y es que la madrugada del viernes, con 27 votos a favor y una abstención, se aprobó el inicio del juicio político contra el ex futbolista quien está acusado de “acción y omisión”, al registrarse como candidato al cargo.

Algunos medios han señalado que el proceso al que se está sometiendo al ex jugador es rápido y no respetan los tiempos de defensa, como los 15 días que debía tener para integrar sus alegatos.

Las primeras acusaciones contra Blanco surgieron por un supuesto contrato en el que le habrían ofrecido 7 millones de pesos para que contendiera por el cargo que actualmente ejerce, y los peritajes señalaron que efectivamente es su firma, sin embargo, él argumentó que fue falsificada.

“Falsificaron mi firma… en contratos, en el contrato que hicieron, supuestamente que me pagaron 7 millones de pesos, como yo les digo a los medios de comunicación: ¿con 7 millones de pesos qué haces? No haces nada. Es una falsificación. Si yo te enseño, te demuestro y ves la firma, te ríes porque este personaje (Roberto Yáñez) se pasaba falsificando mi firma”, dijo.

El edil cree que estos ataques en su contra se debe a que está “haciendo bien las cosas y no piensan en la ciudadanía”.

Pin It on Pinterest

Share This