No estamos muy acostumbrados a ver futbol de la Liga MX en plena Navidad; sin embargo, este año tendremos la definición del campeón del Apertura 2016 para el 25 de diciembre. Ante esto, han surgido pros y contras, sobre todo de la participación de los equipos, aunque ahora te mostraremos las cinco razones por las que los aficionados “odiamos” que se vaya a jugar en Navidad.

5.- SIN PRETEMPORADA

Los equipos no podrán tener vacaciones ni habrá oportunidad para realizar un buen trabajo físico previo al inicio del Clausura 2017. El torneo comenzará en los primeros días de enero y esto generará un desgaste tremendo en ellos, cabe recordar que a pesar de ser deportistas y estar preparados a tope, el descanso también es vital y no podrán darse ese espacio, por lo menos no será así con los jugadores de Tigres y América.

4.- ESPECTÁCULO MERMADO

Es cierto que queremos ver un buen partido. Muchos aficionados desde ahora, están planeando todo lo necesario para esa fecha; sin embargo, los amantes del futbol queremos gozar de una Final memorable. A pesar de ello, la participación de América en el Mundial de Clubes y el paro cerca de 18 días por parte de Tigres, pueden hacer de esta, una Final con pocas emociones, aunque en el papel y las plantillas, se prestan para ilusionarse con un gran partido durante los 180 minutos o más.

3.- AMARGO RECUERDO NAVIDEÑO

Durante la madrugada del 25 se vivirán momentos agradables junto con seres queridos en el famoso intercambio de regalos, pero para muchos fanáticos, lo que querrán será ser ver levantar la copa a su equipo y el que pierda, seguro que olvidará todo lo recibido y se resignará, decretando esta, una de sus peores navidades.

2.- FUERA DEL PRESUPUESTO

Es una época del año en la que tenemos en mente cuna cantidad destinada para regalos, así que con tiempo anticipado pueden ir apartando esa ficha para ahorrar en caso de querer invitar a la pareja o amigos a disfrutar de la Final. No faltará el aventurero que quiera asistir a las dos y tendría que ahorrarse algunos obsequios navideños para cumplir el sueño de ver campeón a su equipo.

1.- AISLARSE DE LA FAMILIA

En caso de tener planes para viajar al estado donde se reúne la familia o aunque sea en el lugar de residencia, muchas ocasiones las familiares se mantienen unidas el 25 de diciembre para el famoso recalentado o incluso para que los niños compartan sus regales; pero en este caso, todo se complicará ya que no habrá oportunidad de reunirse porque algunos tendrán la fortuna de ir al estadio y otros tantos, preferirán tener la tele encendida viendo el futbol en lugar de convivir.

Pin It on Pinterest

Share This